Todos los DOMINGOS a las 22 hs estamos con "Yo Sigo a BOCA" en radio, por AM 1090 con: Lautaro López, Emiliano Raddi, Jonathan MendezMarcos Frangella, German Carrara y equipo. Seguí a Boca hasta la salida del vestuario. Notas, entrevistas, comentarios y debates. Siempre tenemos premios para sortear, participá!

SORTEAMOS ENTRADAS, ROPA DE LOS JUGADORES Y MUCHOS PREMIOS MÁS

Opiná de Boca, Angelici o lo que quieras y GANÁ. PODÉS PARTICIPAR A TRAVÉS DEL FACEBOOK Yo Sigo a Boca, EL TWITTER @yosigoaboca, ENVIÁNDO UN MAIL CON Nº DE DNI A: contacto@yosigoaboca.com.ar O EN SÓLO PARA FANÁTICOS DE LA WEB. ESCUCHÁ NUESTRO PROGRAMA DONDE REALIZAMOS LOS SORTEOS.

LA NOVEDAD DEL DÍA Informáte con nuestro TWITTER >>

DUELE TODO

Primero fue Tevez. Después, Gago. Ahora, sin Benedetto, Guillermo tendrá que reinventar al Xeneize una vez más.
 
Hay una premisa bajo la cual se rige Guillermo Barros Schelotto: la ausencia de un jugador no puede modificar la idea de juego. Sucedió cuando se fue Carlos Tevez y cuando se lesionó Fernando Gago. “Lo tiene que reemplazar el equipo”, dijo en ambas ocasiones el entrenador. Para el caso de Darío Benedetto, aunque diferente, esa declaración también podría aplicar. Con la ruptura de ligamentos cruzados que sufrió ante Racing, Boca perderá en los próximos seis meses a su goleador, pero sí de algo sabe el DT es de reinvenciones.
 
Son 35 goles los que se fueron en la camilla con el Pipa y, a tres fechas del final, quien tendrá la responsabilidad de mantener la vara en alto será Walter Bou. No le resultará una tarea extraña: debió sustituirlo a fines de 2016 -también por una lesión en la rodilla- y le convirtió a Racing, River y San Lorenzo. Por aquellos meses se produjo, de hecho, la primera refundación del equipo, que finalmente sería campeón, con la vuelta a las canchas de Pintita. Con él entre los once, el Xeneize dio un salto de calidad y agarró la punta del campeonato para ya no volver a soltarla.
 
Sin embargo, cuando parecía que el Mellizo empezaba a gestar ese once de memoria, a Carlitos le llegó una irrechazable oferta del fútbol chino y, otra vez, tuvo que barajar y dar de nuevo. “Es irreemplazable, vamos a tener que hacerlo entre todos”, analizó Guille. Apenas tocó el esquema para que Pavón y Centurión conformen junto al ‘9’ -el máximo anotador del certamen- un tridente sumamente efectivo que condujo al club directo al título siendo los más goleadores de la temporada.
 
La novela de Centu terminó con el heredero de la ‘10’ en Genoa y la camiseta pasó a la espalda de Edwin Cardona. La Superliga arrancó con la esencia del torneo anterior pero con destellos de un nivel superador, hasta que Gago se rompió la rodilla junto a la Selección argentina y, por segunda vez en el año, tocó replantear la formación. “Lo supliremos con lo que tenemos”, aseguró. Entró Nández y, aunque algo resentido, el puntero siguió ganando: fueron tres triunfos más ante Patronato, Belgrano y River hasta que Racing le cortó la racha.
 
Ahora, será el turno de suceder al futbolista más determinante del último año para cerrar el 2017 en lo más alto. Nadie tiene los goles del Pipa, pero alguien tendrá que hacerlos. Una vez más, tendrá que responder el equipo. Hasta ahora, no defraudó. (Fuente: goal.com / Foto: La Nación).

Lautaro N. Lopez

Si la rotación ante Guillermo Brown había dejado alguna duda desde el rendimiento, Guillermo Barros Schelotto se encargó de exorcizarlos de la mano se su once ideal. Contra Godoy Cruz, Boca hizo gala de todo su fútbol a través del cual supo reaccionar a una situación que no sufría desde mayo pasado.
Y es que el gol de Galeano significó que por primera vez, desde aquel fatídico Superclásico de hace cuatro meses, el Xeneize tenía que revertir un resultado. Aquella tarde, el conjunto del Mellizo también arrancó perdiendo, pero no pudo reponerse tras un flojo primer tiempo en el que River lo pasó por arriba. La historia, esta vez, no se repitió.
A pesar del tanto sorpresivo del Tomba, en un partido que hasta entonces estaba cerrado, el local no necesito de todo un tiempo para reagruparse e imponerse. Gago rápidamente se hizo eje en el medio y, junto a Pablo Pérez, evitaron que el equipo caiga en la desesperación. Pero, más importante, hizo uso de todas las nuevas variantes que el DT viene implementando desde que empezó la pretemporada..
 
Lautaro N. Sabini

@lautarolopez23

lautarolopez@yosigoboca.com.ar

  

Galería Xeneize

<< 2 | 3 | 4 | 5 | 6 >>
/album/fotogaleria-yo-sigo-a-boca-la-web-oficial-del-hincha-xeneize/a7-jpg/
/album/fotogaleria-yo-sigo-a-boca-la-web-oficial-del-hincha-xeneize/a2-jpg/
/album/fotogaleria-yo-sigo-a-boca-la-web-oficial-del-hincha-xeneize/a4-jpg/
<< 2 | 3 | 4 | 5 | 6 >>

RADIO PASILLO

  Escribínos a: radiopasillo@yosigoaboca.com.ar

¿Será verdad que la venta de un juvenil del Xeneize es parte de una operación que se quieren mantener en la nebulosa y que nunca salga a la luz? Cuentan que del valor del jugador uruguayo será descontada una importante suma a cuenta del pase del ídolo que volvió a Boca supuestamente gratis.

¿Cuántos millones gasta el Club y el socio no lo sabe? OPINÁ!!!!>>

 LA CRÓNICA DE LA SEMANA  Informáte con nuestro TWITTER >>>

DES-PA-CITO

 
En el Monumental, el Xeneize confirmó que es más líder que nunca. Cardona y Nahitán Nández anotaron los goles, mientras que había empatado Ponzio. Los dos terminaron con diez. ¿Hay rivales para este Boca?
 
El domingo 5 de noviembre desmiente rotundamente aquello de que los superclásicos son partidos aparte. Boca ganó en el Monumental porque es el mejor equipo de Argentina y la tabla de posiciones lo confirma: 8 jugados y 8 ganados con apenas dos goles en contra. Esta vez, quienes se vistieron de héroes fueron los extranjeros: Edwin Cardona con un golazo de tiro libre y Nahitán Nández, apenas minutos después de que Ponzio empatara parcialmente para River.
 
El partido se dividió por bloques. El primero duró casi 40 minutos cuando River tomó el protagonismo y Boca se paró de contraataque. Pavón y Benedetto parecían tener una buena opción de romper el partido, sobre todo porque el local no llegaba a ponerse de frente con el arquero. Las más claras durante ese tiempo habían sido remates de afuera desde Cardona. Y el que avisa no traiciona.
 
A los 41 la clavó en un ángulo y marcó un golazo de tiro libre. Pero no solo fue grave por el gol, sino también porque en la infracción vio la tarjeta roja Nacho Fernández por una patada a lo De Jong. Todo el Monumental, sensible después de la eliminación contra Lanús, bramó contra los árbitros. No tenían razón. Los colombianos se convirtieron en chivos expiatorios: Wilmar Roldán y Cardona esconden las debilidades futbolísticas de un equipo imperial que teme por su declive.  
En el complemento se profundizaron las posturas. Boca buscando más contraataques, liviano de cuerpo y dejándola la pelota –léase, el problema- a un equipo que tenía uno menos y pocas luces. Pero el Millonario empezó a jugar con el corazón y dio paso al segundo bloque. Primero, Enzo Pérez evitó un gol de Benedetto tras correr 50 metros y a la jugada siguiente inventó un codazo de Cardona que Pitana, culposo por un Monumental en ebullición, no dudó en comprar.
 
Minutos después, Ponzio tomó las riendas y anotó un golazo. Pese a que no convertía desde febrero de 2015, pateó con una clase magistral y vulneró a Rossi. Cambió el escenario de vuelta: 10 contra 10 y resultado en tablas. Duró poco. Cuatro minutos después, Pablo Pérez asistió a Nahitán Nández, quien definió de primera entrando por la espalda de Casco. De gran partido, el uruguayo pagó con un gol como para que nadie haya pensado en Gago.
 
El estallido de alegría del banco de suplentes de Boca fue en simultáneo con el pitido final. Los reclamos se convirtieron en festejo y en River pesó la certeza de saber que el semestre está perdido. A doce puntos del líder y sin Copa Libertadores, la semana fue cruel para Gallardo y su gente. Boca, la antítesis, fue toro en rodeo ajeno. (Fuente: elgrafico.com.ar).
 

Lautaro N. Lopez

 

Buscar en el sitio

© 2009 Todos los derechos reservados.